Archivo para la categoría ‘Joyería y Bijouterie’

Excesos totales

Bajo el lema “más es más” y de acuerdo a mi pasión por la joyería y la bijouterie que rindan homenaje a los animales, se me ocurrió mostrarles algunas de las piezas de la marca francesa Hanna Bernhard (www.french-bakelite.com), las cuales están hechas enteramente a mano, piedra por piedra, por un matrimonio en su estudio de París. Conocí estos trabajos gracias a una de mis blogueras favoritas, Jane Aldridge, de “Sea of Shoes” (seaofshoes.typepad.com), una fanática total de las piezas vintage.

¿Si esto no es un exceso total, el exceso dónde está? De todas formas… Que viva el exceso!!!! Se imaginan saliendo orondamente a la calle con alguno de estos collares? Creo yo que mi cuello no resistiría tanto peso!!!!

Piezas de Hanna Bernhard

HBCRONKS

 

HBFLACOLS

 

HBNKORAN

 

HBKOLAS

 

HBSNNECKAS

 

HBFLAMBS

Este collar de “morsa” lo mostró Jane Aldridge en su blog (seaofshoes.typepad.com). 

DSC_0236a

 

Siguiendo en línea con la joyería animal exagerada, en su blog, Jane Aldridge mostró recientemente un cinturón con un escarabajo gigante hecho de bronze (realizado por su tía)… Es un poco impactante, pero no está buenísimo? No debe ser fácil usarlo, pero una chica fashion todo lo puede!!!

Fotos: seaofshoes.typepad.com

DSC_0004a

DSC_0871a

 

Ahora bien, desde un lugar muchisísimo más modesto, más liviano y más económico, aquí van unas piecitas mías de bijouterie animal:

Anillo pantera de la marca María Rivolta.
Tengo este lindísimo anillo gracias a la lectora y generadora imparable de ideas Natalia Schümperli, que se tomó la gran molestia de comunicarse con la marca y pedirle que me reservaran el último ejemplar que les quedaba!!!! Por supuesto que fui a buscarlo inmediatamente. Económico, liviano y llamativo, este anillo rinde un tierno homenaje a la línea pantera de Cartier.

DSC00203

DSC00205

Broche de elefante

DSC00208

Broche de iguana (esta pieza la conseguí en Trudy, un local de accesorios muy interesante que está en la Galería París, en el barrio de Caballito, Buenos Aires).

DSC00212

DSC00209

Bueno, lo mío no será tan excesivo, pero lo que vale es la intención!!!! Hasta la próxima!!!

Obsesión felina

tigre_siberiano-1024x768

Con Natalia, una de las lectoras de este blog, compartimos la pasión por la bijouterie con formas de animales, así que estamos atentas a encontrar piezas que estén a nuestro alcance y que alimenten nuestra debilidad. A mí también me encantan los prints y pieles sintéticas que imitan el pelaje animal, sobre todo el de los felinos.

Los felinos son mis animales favoritos. Muero de pasión por sus ojos, su inteligencia, su misterio, su musculatura, su andar cuidadoso y en silencio y por sus supuestos poderes. Por ejemplo, dicen que los gatos absorben la energía negativa del hogar. Y el que no haya tenido un gato quizás no sepa lo increíblemente fieles que son a su “dueño”. También son grandes compañeros, por algo será que casi todos los escritores tienen gatos… Por supuesto que habrá gatos más melancólicos y ermitaños, pero en general son mucho más simpáticos que lo que la gente piensa y, como son tan inteligentes, uno se siente un ganador cuando logra llevarse bien con uno.

Felinos que brillan en la oscuridad

Si trasladamos nuestra obsesión felina a la joyería, podemos encontrar las hermosas piezas de la casa francesa Cartier con forma de pantera. Un clásico total.

Panthere_deCartier2

 

 

panthere-ring-de-56443130

Kristen Stewart y Robert Pattinson en una producción para Vanity Fair. Kristen luce el anillo pantera de Cartier. Qué le envidiamos más: el hermoso hombre vampirezco que tiene al lado o el anillo de oro?

Vanity Fair 1

 

Observen qué belleza este cinturón con una pantera dorada… Encontré la foto en el blog de Jane Aldridge, seaofshoes.typepad.com. Por lo general este tipo de piezas son vintage, creo que ya no se hacen cosas así hoy día. Quizás sí en la alta joyería, pero no a nivel de bijouterie.

Foto: seaofshoes.typepad.com

DSC_0863-2

 

Print estrella: el leopardo

Quizás algunos recuerden que hace unos 20 años el animal print de leopardo era considerado de mal gusto. Bueno, desde hace varias temporadas este tipo de animal print, y por supuesto también otros, es elegido una y otra vez por los diseñadores, y parece que la tendencia no tiene fin. Miren un poco las vidrieras y estarán de acuerdo conmigo: leopardo en zapatos, carteras, cinturones, tapados, vestidos, calzas, etc. Convengamos que muchas piezas de animal print juntas pueden resultar chocantes, pero un touch de animal print en nuestro outfit resulta muy glamoroso.

Fotos: www.style.com

20091216_DolceandGabanna

Este sobre de Lanvin me dejó sin aliento… Lo mismo que el precio!!!!

stl_blog_12-17-09cartierlanvinclutch

En su libro “Style A to Zoe”, la estilista Rachel Zoe no tiene dudas con respecto al animal print de leopardo: según Rachel, el “leopard” agrega misterio y sex-appeal y, lo más interesante, declara autoconfianza. También recomienda empezar a usarlo de a poco, una pieza por vez. Las musas que inspiraron en Rachel Zoe el amor por el “leopard” fueron la diseñadora Diane von Furstenberg y la modelo Iman.

 No podría estar más de acuerdo con Rachel: un toque de “leopard” y no pasaremos inadvertidas. Hace 10 años lo hubiera odiado, pero hoy este tipo de animal print es uno de mis favoritos.

Fotos: www.style.com

Rachel Zoe muere por el “leopard”

00180mGreg Kessler

11m

00050m

 

Como coda, aquí van unos prints con gatitos de la exitosa colección de Miu Miu Primavera 2010.

Fotos: www.style.com

00160m

 

00220m

 

Espero que se animen a llevar la pasión felina a su ropa y accesorios. Hasta la próxima… Miauuuuuu!!!!!

Enredándonos con el pecado…

Revista Vogue España Noviembre 2009

Revista Vogue España Noviembre 2009

La serpiente es un animal que causa pánico y admiración. La mayoría de nosotros no quisiéramos toparnos con una en nuestra vida, y hay otros que las aman y las tienen como mascotas. Más allá de que hay especies que no son venenosas, el simple hecho de pensar que se te enreden en un brazo y te miren fijo, a los ojos, sacando la lengüita, causa escozor.

También es un animal asociado con el pecado y la tentación, así que tiene cierta connotación lujuriosa, desde tiempos bíblicos. Y, lamentablemente, también es la presa elegida por muchos diseñadores para hacer carteras, zapatos y cinturones, que me parecerían fabulosos si no fuera por el hecho de que para llevar una hermosa cartera de pitón (por supuesto que a precios inaccesibles), hay que matar a varias de estas criaturas. Por suerte existen materiales no de origen animal que imitan al pitón, y este verano se vieron bastante en los accesorios. También el animal print de reptil en ropa está de moda.

Las serpientes también me recuerdan al excelente cuento del uruguayo Horacio Quiroga, llamado “Las medias de los flamencos”, que leí en mi niñez y me dejó francamente impactada.

En el mundo de los medios de comunicación, nombrar a las serpientes o víboras trae mala suerte, por eso cuando inevitablemente hay que referirse a ellas, se les dice “bichas” o cosas por el estilo.

Bueno, toda esta introducción para decirles que estoy obsesionada con los brazaletes, anillos y gargantillas con forma de serpiente. Pero lamentablemente no los consigo en Buenos Aires. Tengo sólo una pulsera, que la uso todos los días, y había conseguido una plateada hermosa con strass y piedritas verdes en los ojos de la “bicha”, pero la tuve que devolver porque el cierre estaba fallado… ¡Qué bronca!

Estuve investigando un poco, y leí que en 2003 algunos diseñadores y casas tomaron a la serpiente como inspiración para su línea de joyería (Valentino, Roberto Cavalli, Boucheron, Tiffany), y que había sido un motivo usado en décadas pasadas (lo vemos en la foto de arriba de Marisa Berenson, de 1968).

No sé qué interpretación harán, pero muero de deseos de ver mis brazos y mi cuello atrapados por hermosas serpientes plateadas y doradas… ¿Será un exceso? ¿Será una reprimida pasión lujuriosa? No me importa. Pero si alguno ve una de estas piezas en algún local de la ciudad de Buenos Aires, no dude en avisarme.

 

Hermosa pieza de Roberto Cavalli

Hermosa pieza de Roberto Cavalli

 

Una lindísima alternativa mucho más económica

Una lindísima alternativa mucho más económica

 

Una original pieza vintage, en oro

Una original pieza vintage, en oro

Un hermoso anillo para mirar extasiado

Un hermoso anillo para mirar extasiado

 

Una anillo cobra de Elizabeth and James

Una anillo cobra de Elizabeth and James

Una pieza imposible en oro y diamantes

Una pieza imposible en oro y diamantes

Una belleza de Kenneth Jay Lane

Una belleza de Kenneth Jay Lane

Para parecer una verdadera medusa

Para parecer una verdadera medusa

Mi único brazalete de serpiente, divino y muy económico

Mi único brazalete de serpiente, divino y muy económico

Cambios de bijou a través del tiempo

Recuerdo que a los 11 años empecé a interesarme por la bijou: mi mamá me había prestado un par de aritos dorados y cuando me miraba en el espejo me encontraba con alguien diferente, más sofisticado y elegante (obvio que a esa edad no habré pensado en “sofisticado” y “elegante”, eso lo digo ahora, mil años después!). A los 12 ya era un hecho: empecé a comprar aros y pulseras en ferias artesanales, y estos accesorios me parecían de extrema necesidad si quería llamar la atención de algún chico (aunque finalmente no la llamaba, pero no por los accesorios, sino porque era demasiado tímida y acomplejada!).

Desde ese momento hasta la actualidad, pasé por varias etapas con respecto a la bijou: en una época no usaba absolutamente nada, salvo una cruz plateada; hacia fines de los ’80 usaba enormes aros de plástico y pañuelos en el pelo; durante muchos años fui fanática de la bijou artesanal –símbolo de la paz incluido-, y me colgaba aros muy trabajados con colgantes que hacían juego. Tuve una larga etapa obsesionada con el plateado, y algunos cortos períodos en que opté por el dorado; me gustaron las piedras, la joyería textil (aún me encanta), el cristal de roca, las perlas, el acrílico, etc. Aposté a collares enormes con dijes de nácar y aritos chiquitos, a la bijou de colores fluorescentes y al cuero. Creo que pasé por todo, excepto por la verdadera joyería, que por supuesto es un sueño inalcanzable, por el valor y por lo imposible de salir a la calle con piezas caras.

Últimamente, y gracias a las influencias de la estilista de Hollywood Rachel Zoe, estoy optando por bijou pesada en metal (por supuesto que metales económicos), y a pesar de que soy diminuta, creo que no me queda tan mal. No es lo más cómodo, pero después de un tiempito una se acostumbra a estar todo el día escuchando el constante golpeteo de los brazaletes entre sí. No sé, este tipo de bijou –totalmente accesible- da un aire chic, ligeramente vintage y encantadoramente femenino. Muy buena opción llevar las uñas con un esmalte oscuro, para completar el look. Un sueño para mí sería coleccionar bijou vintage, pero bueno, quedará para otra vida.

¿Ustedes que usan para adornarse, si es que usan? Me encantaría saber.

Aquí van algunas de las piezas que adquirí últimamente. Chau!!!!!!

 

Todas las piezas que siguen a continuación son de Trudy Bijouterie (Acoyte 85, Local 76, Galería París, Caballito (Ciudad de Buenos Aires).

 

 ¡Loca por las serpientes!

fotos mariana 001

 

fotos mariana 002

A brillar mi amor… Vamos a brillar mi amor…

fotos mariana 004

Plateado y dorado a la vez, una combinación más que posible

fotos mariana 007

 

Collar plateado de Isadora con incrustraciones (www.isadora.biz)

fotos mariana 006

Gargantilla con eslabones de Etnia (www.etniaonline.com.ar)

fotos mariana 008

Loca por los accesorios!

Me fascina la bijouterie. Por supuesto que en primera instancia las joyas, pero bueno, como no pertenecen a mi mundo, enfoco mis energías hacia las piezas de bijou, que hay muchas y hermosas.

Creo yo que la bijou democratizó la pasión por adornarse, haciéndola accesible para más y más gente. Hoy por hoy hay varias marcas, con muchas sucursales, que siempre te sacan del apuro cuando necesitás algún collarcito para salir, y a precios accesibles. Pero a medida que vas coleccionado más y más piezas, ya no te conformás con lo masivo, querés ponerte algo que los demás no tengan. Y es ahí cuando empieza la búsqueda de locales que vendan piezas originales y que no estén repetidas hasta el hartazgo. Siempre bajo la premisa de que los precios no sean un disparate.

La bijou tiene muchísimas ventajas: es fácil de probar, no tiene problemas de talle (bueno, salvo el tamaño de los anillos y las pulseras, lo cual tiene solución), nos queda bien a todas, se puede usar a cualquier edad (y hay propuestas para todas las edades), invirtiendo poca plata podemos darle vida a un vestido monocromático, tomando los recaudos necesarios puede durarnos mucho aunque variemos de peso, y, lo principal, nos da alegría. Al menos a mí, el ruidito de la bijou golpeteando sobre mi cuerpo o sobre las cosas que toco me encanta. Y ni hablar del color… Incide directamente en nuestro estado de ánimo y puede ayudar a remontar alguna pálida.

Pensando en todo esto, hice un listado de las tiendas de bijou y accesorios en general (carteras, pashminas, llaveros, hebillas, etc) que más me gustan. De algunos soy clienta, de otros todavía no, pero tuve la oportunidad de tocar las piezas de todos ellos, por eso me siento autorizada a recomendarlos:

LOS VADOS DEL ISEN http://www.losvadosaccesorios.com.ar/

Esta marca la conocía de las producciones de la revista Para Ti Colecciones, y siempre me había llamado la atención por su originalidad y diseño. Pero por esas cosas de la vida recién pasé hoy por uno de sus locales en Capital Federal (Aráoz 2918), el otro, que es mucho más grande, está en Guido 1699, pero no abre los sábados a la tarde.

Realmente quedé impactada por la variedad, los colores y lo bien que quedan las piezas, aunque son especialmente recomendados para aquellas a las que les guste la bijou grande y pesada. Me medí un collar largo de diferentes piedras y con varias vueltas, y que en una parte tenía una gran lechuza tejida al crochet… Una belleza. Los precios de los collares varías entre los $80 y los $300 y pico. Por supuesto que las piezas más recargadas son más onerosas, pero creo que vale la pena tener aunque sea una sola: los materiales que usan son tela (la joyería textil está avanzando a pasos agigantados, y me parece una opción acertadísima), cerámica, cristales, perlas (artificiales), filigranas, piezas vintage, vidrio, acrílico, piedras, cuero crudo, etc. El negocio es un hermoso cambalache y no te dan ganas de irte… También me encantaron las vinchas, con plumas y flores… Y los aros, con camafeos grandes, a menos de 100 pesos. Una visita exquisita al corazón de la creatividad.

DIVINOS ABALORIOS. Caballito Shopping Center – Subsuelo. 5861-8676 – divinaaccesorios@gmail.com

Con un único local en el Shopping de Caballito (Rivadavia y Ángel Giménez), “Divinos Abalorios” impacta por su colores y la variedad de texturas: piedras, telas, acrílico, resina, cuero (o cuero ecológico, no estoy segura), flores para la cabeza para todos los gustos, prendedores, carteras, pañuelos… Todo a precios muy accesibles, realmente. Yo en particular me llevé hace un tiempo dos collares muy originales: uno hecho con lana y cintas y otro más rígido, conformados por tres espirales de cintas e hilo (que viene en varios colores), y sinceramente es raro que no me pregunten dónde conseguí piezas tan originales. Otro local en el que pasar un buen rato mirando.

VICTORIANA http://www.victoriana-details.com.ar/

Conocí esta marca en la feria Puro Diseño que se realizó en la Rural en 2009, y en seguida me atrajo. El stand estaba primorosamente lookeado y la dueña, Victoria, nos atendió muy bien. No conozco el showroom de la marca, pero lo que vi básicamente en Puro Diseño fue mucha piedra, cristal y resina, y un aire vintage tentador, que creo yo que se puso de moda de aquí a la eternidad. Para rematarla, muy buenos precios.

MARÍA RIVOLTA. http://www.mariarivolta.com/

No necesita mucha presentación porque es una marca que ha crecido mucho y tiene bastante presencia no sólo en los shoppings de Buenos Aires, sino en otras ciudades del país, en México, España y en algunos países de América Central.

María Rivolta trabaja básicamente con metales, cuero, hilo encerado y esmaltados. El metal es de muy buena calidad, y si no se lo mancha con perfume, mantiene su color. Incluso el metal dorado se ve bastante fino, cosa difícil de lograr con metales dorados que imiten al ya inalcanzable oro. Estas piezas están destinadas a una mujer con tendencia clásica pero que se atreve a un poco más. Por lo general esta marca tiene una variedad generosa de productos, lo que hace que no los veamos tan repetidos en otras mujeres. Para todas las edades, y a precios que van de accesibles a medios.

MUNDANA. www.mundana-accesorios.com.ar


Bajo el lema “accesorios no accesorios”, Mundana surgió hace un tiempo como un empredimiento de dos socias. Hoy tiene locales, divinamente puestos, en Belgrano, Barrio Norte y en el Microcentro. Son varios los materiales con los que trabaja la marca: textil, piedras, acrílicos y alambre “enrulado” (que fue el primer descubrimiento que hicieron las fundadoras). También tienen carteras bastante originales. Estuve un ratito en el local del Microcentro, y la atención fue muy buena. Me gustaron varias piezas, sobre todo las piezas únicas, lo cual es garantía de no verlas repetidas por la calle! Los precios promedian los $100, más o menos.

TRUDY BIJOUTERIE. Galería París (Acoyte y Rivadavia, Caballito, local 76)

Para cerrar esta parte, tenemos un local muy pequeñito, en el corazón de Caballito. La vidriera engaña, porque en general lo que se ve es bijou más de fiesta, y para señoras, pero hay que entrar y preguntar, y los dueños (super amables) no tienen problema en empezar a sacar piezas de los armarios hasta pegarla con tu gusto. Trabajan con productos importados y con algunos joyeros locales, y se renuevan constantemente. Varios de mis collares favoritos son de este local. Pero aquí la recomendación principal es entrar, y sorprenderse. Con respecto a los precios, son muy accesibles.

De todo un poco

Ahora sí, por último, no queremos dejar de mencionar a Mundo Diseño (www.mundodisenio.com.ar), que no vende solamente bijou sino ropa, ropa interior y carteras, todo de diseñadores independientes. Estuve hoy y me parece que es un local que merece especial atención, porque hay muchas cosas y medio encimadas, así que hay que ir con paciencia.

Y por supuesto, siempre me encantó La Mercería (Armenia y Honduras – Palermo Soho), epicentro del glamour. Una vieja casona reciclada que tiene ofertas de accesorios y decoración en el primer piso. Lo lindo es que uno va caminando por las diferentes habitaciones de la casa y no hay centímetro cuadrado que no esté ataviado con artículos a la venta. En general, los productos son caros, pero bueno, la originalidad tiene su precio.