Archivo para la categoría ‘Estilos’

Working girl

Revista SHOP & CO. Mayo 2010. Nota “Clase ejecutiva”. Producción: Lorena Gersztein. Fotos: Eduardo Martí.

Revista Vogue USA. Mayo 2010. Nota “Americans in Paris”. Producción: Marie-Amélie Sauvé. Fotos: Mario Testino.

Creo que todos tenemos internalizada la misma imagen de la chica de oficina: pantalones o falda oscura, camisita blanca, lentes, pelo recogido… Mmmm… Qué aburrimiento! Creo que no soportaría tener que vestirme así de lunes a viernes para venir a trabajar. Pero bueno, todo depende del lugar en el que trabajemos y del dress code que maneje la empresa (por supuesto que si la obligación es usar uniforme, no hay mucho para innovar, no?), aunque intuyo que en la actualidad estos códigos están muchísimo más relajados. Sin dejar de lado la elegancia, el vestuario discreto y los colores neutros, creo que podemos optar por mover un poco las estructuras y animarnos a pequeños grandes cambios que ayudarán a que vayamos a la oficina un poco más contentas (bueno, no sé si para tanto, pero vale el intento!!!).

Para ilustrar esta idea, me vienen como anillo al dedo dos producciones de moda publicadas en mayo, una en la revista argentina Shop & Co. y la otra en Vogue USA. La producción argentina apunta directamente a la ejecutiva de oficina, cómo estar impecable de 9 a 18, mientras que la producción de Vogue habla de la nueva sastrería de diseñadores estadounidenses y cómo está virando hacia un estilo más deportivo pero no por ello menos elegante. Con deportivo no se quiere decir que sea ropa para ejercicio físico, sino que ciertos rasgos de la ropa deportiva –en pequeñas dosis- pueden incorporarse a una imagen muy elegante para tacos altos, no para zapatillas.

Cuando encontré la nota de Vogue lo primero que pensé es “qué buenos conjuntos para la oficina”. Veamos entonces:

 
Hermoso, sin dudas, el conjunto que propone Shop pero… Y si nos arriesgáramos y soltáramos un poco más? Dejaríamos de ser ejecutivas top si amenizáramos un poco la imagen?

Page6

En respuesta a los últimos interrogantes, creo que esta propuesta de Vogue con Daria Werbory es la alternativa perfecta. Desde ya que llevar la cartera a la altura del codo queda ultra divino, y si bien el chaleco largo me parece espectacular, podemos pensar en un saco o tapado 7/8 como opciones más a nuestro alcance. Fíjense cómo lo colores arena suavizan la imagen de working girl, sin por eso restarle fuerza a la presencia de la mujer.  Desde ya que hay que adaptar el look a la edad y personalidad de cada una. Seguramente habrá gente que no puede ni quiere salir del trajecito azul marino, lo cual es muy respetable.

Page

 
Desde ya que la blusa blanca no tiene competencia. Es para siempre. Pero tengo mis dudas con respecto a la falda lápiz… Simplemente no me parece cómoda para viajar en el transporte público, para subir escaleras, etc. Creo que es muy atractiva a la vista y muy poco práctica en la realidad. Yo en particular optaría por una falda evasé o balloon. Quizás la imagen de la ejecutiva con falda lápiz esté más cercana al mito que a la realidad… De todas formas, preciosa la modelo con este look.

 

Page5

Pero la gran mayoría de las mujeres, al menos en Buenos Aires, opta por los pantalones, y más en invierno. Para lograr armonía con diferentes colores: cinturón suela, cartera azul, saco o blazer en un color bien clarito, pantalón negro. Qué outfit tan sencillo y, sin embargo, qué efecto tan perfecto. Adoré el corte de los pantalones. Aunque mucho no se usen estos pantalones con piernas más anchas, de hecho me encantaría tener algo así pero no encuentro, me parecen ideales para estilizar la silueta. No les parece?
 

Page1

 
Para las que puedan ir con jeans a la oficina, creo que esta propuesta de piernas anchas y de un azul muy oscuro y parejo es una apuesta segura. Qué diferencia puede haber entre un pantalón negro (que no forme traje con un blazer, por supuesto) y un jean bien oscuro, parejo y con un corte clásico? La cartera-maletín en composé con el pantalón me fascinó… Cualquier mujer ejecutiva con este outfit no dejaría de parecerme ni menos ejecutiva ni menos elegante.

 

Page4

 

Para cerrar, Shop propone este look a lo Chanel, que por supuesto me encanta, muy sofisticado. Adoro las blusas que se cierran en la base del cuello. Pero que pasa si hacemos un giro de 180° e  incorporamos detalles más deportivos al look de la oficina? Miren la foto de Vogue más abajo.

Page7 

Page2

 
Desde hace un tiempo se ven saquitos y remeras, no precisamente deportivos, con capucha… No les parece que es un elemento que ya hemos incorporado a nuestro umbral perceptivo y que hoy por hoy no nos molesta como pudo haberlo hecho en un principio? Si logramos eso, por qué no pensar en un sweater elegante que tenga un bolsillo tipo canguro? Los pantalones babuchas, afortunadamente, ya fueron incorporados al trajín diario por las working girls. Si tienen algún detalle especial, como brillo o un estampado delicado o una tela satinada, mucho mejor. Seguimos elegantes y salimos de una vez por todas del típico pantalón de oficina.
 

Espero que les haya gustado este recorrido. Desde ya, super agradecida a las revistas de moda de todo el mundo, que siempre nos inspiran y nos permiten reflexionar sobre nuestras propias elecciones a la hora de vestirnos. Hasta la próxima!!!!!

La amante de las botas

Es un hecho que las botas y botinetas son un furor. Lo vemos en los desfiles y lo vemos constantemente en las calles. No quiero decir con esto que las botas sean una novedad (sería ridículo!), ya que es un calzado con mucho siglos de trayectoria, pero lo que sí puedo asegurar ahora es que absolutamente ninguna mujer puede resistirse al encanto de las botas (y botinetas), desde las niñitas hasta las abuelas. Para cada mujer hay un tipo de bota que queda bien.

Hace 10 o 15 años, y corríjanme si me equivoco, las botas no eran tan populares: las de piernas rellenitas se quejaban de que las botas apretaban, las mujeres calurosas también se quejaban porque sentían que cargaban con dos hornos en sus piernas. Lo más común era llevar las botas con falda, lo que achicaba las posibilidades de su uso. Además, hace unos años, las botas eran muchísimo más caras que los zapatos. Pero todo evoluciona, o al menos cambia, y eso fue lo que pasó con las botas: en la actualidad hay modelos y formas para todos los gustos (para usar debajo del pantalón ancho, con jeans chupines, con calzas, con mini-faldas, con vestidos largos, etc., etc. Con todos los tipos de caña y de taco, etc., etc.), no son tanto más caras que un par de zapatos y hoy por hoy no parecen ser exclusivas del invierno, ya que el verano pasado vimos por las calles a chicas con texanas cortitas, y también con botas de cuero calado y colores claros para dar una apariencia más estival y que el pie respire mejor.

No hay vuelta que darle, estamos atravesando una época de total “bota-manía”.

Yo en particular adoro este calzado. Es mi favorito. Me hace sentir segura, me da estabilidad y me brinda la sensación de “más vestida”. No sé si me explico, quizás sea una locura mía.

En un gran esfuerzo de producción (bueno, suena lindo…), aquí van algunos de los pares de botas y botinetas que me acompañan en mi recorrido diario por las callecitas porteñas (justamente por eso disculparán que no estén en perfecto estado!!!).

 Botas: American Shoes. Calzas: Las Pepas

P1010580

Este año tenía la idea de unas botas cortas con taco tipo rockeras, y después de mirar y mirar vidrieras me decidí por estas, que si bien no tienen tachas ni cadenas, me dan una leve impresión rocker por la caña doblada y el protagonismo del cierre. Para usar con calzas, chupines (que no son santos de mi devoción) y con faldas o vestidos a la rodilla, o más cortos.

P1010581

 

 Botas: American Shoes. Calzas: Las Pepas.

P1010576

Venciendo todos los prejuicios a los que mi baja estatura me somente, me animé a este par de bucaneras color suela. Llegan justo a la rodilla. Creo que más altas hubieran sido demasiado para mí. Me gusta el detalle de la hebilla y el orificio en la parte de atrás. Un dato a tener en cuenta: el color suela es muy mugriento y da la impresión de gastado apenas con el primer uso. Así son las reglas del juego: tómalo o déjalo. Pero a veces hay que arriesgarse, no?

P1010579

 

Botinetas: American Shoes. Medias: Silvana.

P1010584

Estas botinetas símil texanas elegantes son divinas. Aunque no lo parezcan, son muy empinadas, quizás no aptas para una maratón, pero divinas igual. Para combinar con un conjunto en colores otoñales.

P1010585

 

 Botas: Sofi Martiré. Calzas: Sachico

P1010583

Quizás la foto no les haga justicia (hicimos varios intentos con mi hermana, y la mejor foto fue esta…), pero estas botas cortas me encantan porque son una mezcla de escarpín de duende (sí, escarpín de duende) con bota rockera. Muy cómodas y flexibles, ya hace un par de años que me acompañan. Para mí que odio las zapatillas, estas botitas son ideales para caminar y caminar los fines de semana. 

Tan sólo con cuatro muestras de mi armario, creo yo que se puede tener una mini idea de las amplias posibilidades que dan las botas. Y les aseguro que me quedo corta.

Ay, las botas… Aquí mismo declaro mi amor incondicional a este calzado que no defrauda. Hasta la próxima!!!!!

Desfile mágico

 ”Pasarela nude”, Vogue España Febrero 2010. Fotógrafo: Craig McDean. Realización: Alex White.

Amo esta excelente producción de Vogue. Me parece genial la idea del fondo blanco y la repetición de modelos que dialogan entre ellas y que, por sobre todas las cosas, lucen bien la ropa. Nada que distraiga. Sólo ropa, y qué ropa. Pensada como una nota para mostrar los ítems más sobresalientes de la primavera 2010, tomando como inspiración una paleta que empieza con el nude y va virando al azul, esta pasarela ficticia no hace más que deslumbrarnos y aumentar nuestro apetito fashion. Queremos todo.

La nota original tiene doce páginas, un espacio más que importante en la revista.

Aunque aún falte mucho para que los países del hemisferio sur entremos en la primavera, ya podemos ir haciendo un precalentamiento con estas delicadas y hermosas prendas que no hacen más que arrancarnos hondos suspiros. Aquí vamos.

 Mis destacados: zapatos y vestidos Miu Miu.

Page51

 

 

Mis destacados: las botinetas peep-toe y el saco joya de Nina Ricci.

 Page52

 

Mis destacados: los vestiditos de Fendi.

Page53

 Mis destacados: las sandalias con medias de Dior. Los sombreros de Patricia Underwood para Ralph Lauren Collection.

 Page54

 

 Mis destacados: el vestido peltre de Rick Owens. Las botas sin puntera de Balenciaga.

Page55

 Mis destacados: los zapatos y el bolso de Proenza Schouler.

 

Page56

 

Aún están ahí? No murieron de amor ante tanta belleza? Gracias a la moda que a veces nos puede sorprender tan gratamente.

Cumplir 15

La veo a Bárbara arreglada para su fiesta de 15 años e instantáneamente escucho los acordes de “Moon River”, interpretada por Audrey Hepburn en su papel de Holly Golightly en “Breakfast at Tiffany’s” (1961, Blake Edwards).  Hermosos y de muy buen gusto el maquillaje y el peinado elegidos por esta preciosa niña -hija de una compañera de la oficina, Rosa Ana- que recientemente festejó sus 15 años. Cumplir 15… Una bisagra en la vida. Un mundo nuevo a la vuelta de la esquina. Pasan mil cosas por la cabeza y hay tanto para hacer y disfrutar.  

DSC07883

Barbi eligió, y muy bien, un vestido de “Las Oreiro”, que me sorprendió gratamente porque no tiene la típica silueta sirena que caracteriza a la marca -que si bien es muy sexy, me da la impresión de que puede resultar incómoda para bailar-, sino una silueta que ajusta ligeramente las caderas y que luego permite movilidad. Un vestido adecuadísimo para una chica de 15 años, que tiene que lograr un justo equilibrio entre la adolescente que es y la mujer que será.

¿Y qué les puedo decir del rojo? Es uno de mis colores favoritos,  y una chica como Bárbara realmente lo luce. Cuando yo cumplí 15 (hace 22 años… ¡Qué horror!), a nadie se le hubiera ocurrido este color, es más, ninguna de mis amigas salió del típico blanco. Es que ya todos conocemos la inevitable lista de valores asociada al blanco. Pero si el rojo es pasión, según la psicología del color… Qué mejor oportunidad que la de los 15 años para usarlo? Uno puede ser un apasionado a toda edad, pero los 15 es un punto de inflexión: es mirar para atrás y despedirse de la infancia que ya pasó y, a la vez, vislumbrar con ojos entrecerrados la increíble luminosidad del futuro que nos espera. La felicito a Barbi por haber elegido este color tan significativo.  Para mí, fue todo un acierto.   

DSC07891

¿Qué puedo decir de mis 15 años? En primera instancia, como era una chica medio amargada y solitaria no quise fiesta, así que el recuerdo que me quedó de ese día (más allá de la cena con mi familia, por supuesto) es una foto junto al equipo de música Hitachi que me habían regalado mis padres, luciendo un corto, ajustado y ochentoso vestido de algodón negro (sí, negro), con mangas largas y un volado como sobrefalda… Por respeto a mi madre no quemo esa foto, pero me encantaría!!!!! En fin, a cada uno le toca vivir una época particular, con todo lo que ello implica, y a mí me tocó cumplir 15 en 1988, cuando se usaban unos jopos inmensos, los jeans nevados (que parece que volvieron, pero aggiornados!), los vestiditos bobos, aros enormes de plástico y un maquillaje pesado como enduido. A Barbi le tocó cumplir 15 en un época con un concepto del estilo y la belleza totalmente diferente.

¿Alguna pasó por la experiencia de festejar sus 15 años? ¡Quiero saber, por favor! Y muero por que me cuenten qué se pusieron las que cumplieron esa edad en los ‘80, o antes!!!!! Hasta la próxima!!

Posdata: gracias a Barbi y a sus papás (Rosa Ana y Marcelo) por autorizarme a postear estas fotos.

Inspiración Beatle: George y Pattie

“Al ritmo de los Beatles”, Vogue Latinoamérica Febrero de 2009 (originalmente publicada en Vogue USA). Fotos: Steven Meisel. Editor de moda: Edward Enninful. Modelos: Dhani Harrison y Sasha Pivovarova.

Page48

 La primera vez que me encontré con esta producción de fotos pensé que me quedaba sin aire: acaso mi amado George Harrison (1943-2001), el ex-Beatle, había vuelto a la vida? O, mejor dicho, teniendo en cuenta que George creía en la reencarnación, había abandonado momentáneamente su vida actual para ser otra vez “George Harrison” a los 30 años? Bueno, casi, casi. El chico que vemos en la foto es su hijo Dhani Harrison (1978), fruto de su matrimonio con Olivia Arias. Puede un hijo ser tan idéntico a su padre? En este caso, parece que sí. Impresionante.

Page46

Esta excelente producción de Vogue se inspiró en la pareja de George Harrison con la modelo Pattie Boyd (estuvieron casados entre 1966 y mediados de los ‘70, cuando ella lo dejó por Eric Clapton!!) y en el estilo bohemio de ambos.  Demasiado tapado de piel para mi gusto, pero en los ‘60 era algo común, y lo usaban mucho las estrellas de rock.  Además no había la conciencia ecológica que hay ahora. Por eso, a pesar de ese detalle, y porque la producción es impecable e inspiradora me pareció que estas fotos tenían que estar en mi blog. Espero que les guste. Desde ya que muchas de nosotras amamos el estilo boho chic, pero con pieles falsas por favor! 

Page47

 Muy bien elegida Sasha como una supuesta Pattie Boyd, y muy inteligentemente recreado el look de fines de los ‘60 a través de prendas actuales. No mueren por las capelinas de fieltro como la de la foto siguiente? Yo síiiiiiiiiiiii!!!!!! Y las botas bordadas de Sergio Rossi? Un sueño a nuestros pies.  Adoro el look de Dhani.

Page45

Y aquí van unas fotos de la pareja real que inspiró esta producción: George Harrison y Pattie Boyd se conocieron durante el rodaje del primer film de los Beatles, “A hard day’s night” (1964), en la que Pattie tuvo un pequeño papel. Se casaron muy jovencitos y estuvieron unos 10 años juntos.

Fotos: www.acephotos.org

 

7tvkqic7b2fyyf7

 

1ewz6ovbiey6e1ze

1gj5ebwvjd6ee5w1

1ghpiycez63h6zhy

7tv0cxvgc0qkc0v7

1gjszlpytgcasjla

 

0p8ko6l4z1sw1zw6

Los Beatles son una inspiración total para mí, y a los que les debo mucho porque prácticamente me formé con ellos. Así que cuando la ocasión lo amerite y haya moda de por medio, aquí los tendremos!!!!! Fue muy lindo revisar parte de esta producción de Vogue (hay más fotos por supuesto!!!) con Dhani y Sasha y recordar la linda y glamorosa pareja que hacía el ex-Beatle con Pattie Boyd. Aunque con su segunda mujer, Olivia, vivieron un gran amor hasta que la muerte de George lamentablemente los separó. Ay, se me pianta un lagrimón, mejor no escribo más… Hasta la próxima!!!!!

La vie en rouge: el labial de mis sueños

“Quiero el beso de sus boquitas pintadas…”, canta Carlos Gardel, y yo le hago caso.

Empecé a maquillarme los labios con color rojo a los 20 años (en ese momento usaba unos de formato muy chiquitito, económicos, de una marca que se llama “Katalia”), y durante mucho tiempo estuve buscando el rojo perfecto (que no se corra, que no se cuartee, que no sea ni muy fucsia ni muy naranja,  que no achique el volumen de los labios, que humecte, que dure, que no quede espantoso cuando empieza a retirarse, que sea de fácil aplicación, etc. No serán demasiadas exigencias?). Bueno, lo encontré:

Rouge Dior 999 – Rouge Vedette Celebrity Red (foto: www.dior.com) 

f002746999_330x402_png[330x-1]

 Lo vi en www.style.com hace unos meses y decidí probarlo. Por suerte se consigue en Argentina y no es imposible tenerlo, para nada (130 pesos argentinos, es decir unos 32.5 dólares, más o menos). Y les aseguro que es la primera vez que me siento muy cómoda con un lápiz labial rojo, después de haber probado muchísimas marcas y muchos de los trucos que recomiendan los maquilladores. Pero bueno, el rojo tiene sus bemoles, ya que los labios tienen que estar muy bien humentados y sanos para que el color se luzca. Los labios agrietados, lastimados y resecos no son una buena base para el rojo.  Además, es un color que exige el delineado de los labios para un mejor acabado y renovarlo con frecuencia. Por eso, no es apto para impacientes ni apuradas!

En la foto no se aprecia, pero el estuche tiene caras negras y caras de un azul oscuro, una combinación extraña si las hay.

DSC00243

Sé que voy en contra de lo que recomiendan los maquilladores, pero yo me animo a usar labial rojo con poquísimo maquillaje en el resto de la cara, y eso que soy pálida y ojerosa como un vampiro. Una base clara, corrector en los lugares que lo ameriten, un poco de máscara de pestañas, el labial rojo y listo. Incluso sin rubor, lo cual iría contra las reglas de un buen maquillaje. Es que el rojo tiene un poder tan intenso que ilumina todo el rostro, y con creces y estrellitas.

Esto es lo que dice sobre el labial rojo la famosa estilista de Hollywood Rachel Zoe en su libro “Style A to Zoe: The art of fashion, beauty & everything glamour” (2007):

- Entre el top five de esenciales del glamour que cuestan menos de 50 dólares (bueno, al menos al momento de escribirse el libro!), está en primer lugar el “lápiz labial rojo” (Introducción, página 15).

- En el capítulo 5, página 116: “El lápiz labial rojo es glamour. Un poco de máscara y labios rojos y estás bien para salir.  Cada mujer debería tener un rojo en su cartera en todos los momentos. Hay un tono para todos [...] No importa cuán muerta te veas o te sientas, el lápiz labial rojo levanta instantáneamente tu apariencia y tu ánimo. Satisface a la multitud. Es sexy. Nunca está fuera de moda”.

Coincido plenamente con Rachel con respecto al impacto del rojo en los labios. Y conste en actas que todo esto yo lo pensaba antes de leerlo en su libro, lo cual me hace pensar que quizás no me mande tantas macanas, como a veces me imagino!!!!

Ahora bien, es verdad que hay ciertos prejuicios con respecto a los labios rojos:

- Que sólo son para la noche

- Que hay que acompañarlos de mucho maquillaje

- Que sólo son para outfits de fiesta

- Que tienen una fuerte connotación sexual.

Y sí, quizás haya un poco de verdad en cada uno de estos prejuicios, pero la realidad es que si vamos a disfrutar de las posibilidades de la moda y el maquillaje, necesariamente hay que derribar barreras. Que cada uno lo haga a su tiempo, sin prisa pero sin pausa y de acuerdo a sus preferencias. Pero como dice Rachel Zoe, el lápiz rojo (aunque no estés super glamorosa ni con el mejor humor del mundo) te levanta de un minuto para el otro. Todo es cuestión de probar, no? Yo las incentivo a que hagan la prueba. Pueden empezar con un labial económico y luego ir viendo, hasta llegar al ideal, como me pasó a mí.   

Labios furiosamente rojos en el desfile de Christian Dior Primavera 2010. Foto: www.style.com 

Bueno, aquí tenemos un look muy perfecto de pasarela, en nuestra día a día podemos conformarnos con muchísimo menos! Pero eso sí, el rojo siempre presente. 

 00280m

 

 Un tierno homenaje de la marca Aldo a los “red lips” a través de un clutch muy amoroso. Detrás de los labios rojos, la hermosa Jessica Stam.

ALDOSS109

 Bueno, ahora me despido con un “chuick” bien a lo “Celebrity Red” de Dior, en mi cuadernito de Betty Boop. Si quieren me cuentan si son adeptas a este color, o qué otros colores eligen.  Hasta la próxima!!!!

 

DSC00236

Looks a los que animarse – 1° entrega

 Mmmm… Qué modelo, qué fotógrafa, qué producción…. No se desmayaron ante tanta belleza? Ni en Vogue logran una imagen así!!!! Bueno, soñar no cuesta nada, por eso no duden en hacerlo.

 DSC00221

 Después de meditarlo y de charlarlo con una de las lectoras, decidí empezar a incorporar al blog algunos de los looks que se me van ocurriendo, con mi propia ropa. Por supuesto que no es nada original, miles de fashion bloggers en el mundo lo hacen, y con muchísima más calidad por supuesto. Pero realmente quiero que este blog sea personal y espontáneo, dentro de mis posibilidades, así que mostrar looks propios es parte del juego. Espero ir mejorando mis escasas habilidades fotográficas con el tiempo, y también mis looks, si es que consideran que me visto horrible!!!! 

DSC00219

 Saco de piel falsa (la piel sintética forma pequeñas rositas): Zara

Calzas aterciopeladas con print de leopardo: Las Pepas

Botas: Paia

Cartera: Dolores Iguacel (la conseguí de segunda mano en Juan Pérez, un negocio de ropa vintage en Marcelo T. de Alvear al 1400, Ciudad de Buenos Aires). 

 El por qué de este look: porque es un sutil homenaje (no literal en absoluto) a los músicos de rock de fines de los ‘60 que me inspiran con su imagen, como Janis Joplin y Brian Jones por citar sólo a dos. Porque es una mezcla simpática de boho-chic, con glam y con Susana Giménez, entre otras inspiraciones de las que quizás no sea conciente. Porque es cómodo para los fines de semana (prohibido para la oficina!!!!) y no pasa inadvertido, como ya se habrán dado cuenta. Porque la camperita me recordó vagamente a la que usa Sarah Jessica Parker en una de las últimas escenas de “Sex & the City: the movie”:

Copia de carriediorshoetrendsatc

Por supuesto que no son iguales, ni el material, ni el color ni el diseño (la de Carrie es bien bomber, la mía tiene sólo los puños), pero esta prenda de la película me había quedado grabada a fuego por su hermosura, y cuando vi la de Zara hace un tiempo me dije “ahí estás, por fin te encontré chiquita”. Lo que sí tienen en común son las rositas en su superficie. Eso es lo genial de la inspiración: uno toma sólo una parte del objeto, escena o persona evocada, no el todo.

Bueno, después de los nervios sufridos por tener que fotografiarme a mí misma en un desprolijo acto de arrojo, los dejo para ir a descansar. Cualquier aporte (yo le hubiera agregado esto al look, yo hubiera elegido tal color, etc.) es bienvenido, ya que dicen por ahí que las tendencias las marcamos nosotros mismos, personas comunes y corrientes que no somos modelos ni diseñadores pero que nos caracteriza una insobornable pasión por la ropa.

Too much negro y tachas

Campaña invierno 2010 de Viamo

Page30

En este invierno que no asoma ni en broma aquí al sur del globo terráqueo, no tienen la sensación de que hay una extraña invasión de cuero negro y tachas? Y lo dice alguien que ama el negro y las tachas, pero lo que se está viendo en las gráficas de moda es demasiado. Ni hablar de que las tachas encarecen muchísimo la pieza y que nadie nos garantiza que vayan a quedar adheridas de por vida…. Y repito, me encantan las tachas y vestirme de negro (de hecho en un post reciente, recomendé ítems de este estilo), pero tanto exceso me empalaga. “Estoy hambriento de belleza”, dice con justa razón André Leon Talley ante una agotada Vera Wang en la película “The September Issue”. Y a mí me pasa lo mismo, André, pero con la diferencia de que yo no trabajo en Vogue ni tengo influencia alguna en el mundo fashion…

Campaña invierno 2010 de Blaqué

Page29

 Esta tendencia, la del negro y tachas, responderá al ya trilladísimo espíritu rockero y rebelde del que tanto hemos escuchado (como si ponerse una campera con tachas fuera sinónimo de rebeldía!!!)? A un pesimismo cada vez más creciente por las grandes catástrofes que azotan al mundo? Por qué tanto negro? Acaso los vampiros de la saga “Twilight” han hincado sus dientes en los diseñadores? Y ni siquiera esto último podría ser motivo, ya que los hermosos hermanos Cullen y Hale no andan siempre de negro, y sus pieles brillan como diamantes cuando se exponen al sol!!!

Alguno me dirá “pero así son las tendencias, nena”. Ok, ¿pero no está bueno que convivan varias tendencias en las vidrieras? ¿La gente querrá esto, mucho negro y tachas?

No sé qué me pasa. Estoy un tanto beligerante últimamente. ¿Será porque estoy hecha una rebelde como Marlon Brando en “The wild one”, todo el día vestida de cuero negro y tachas?

Campaña invierno 2010 de Prüne

Page27

Un tesorito en nuestras manos

Nota: Mil gracias a Nati Schümperli por haberme dado la idea para este post.

En inglés, se le dice “clutch” a la cartera o bolso chiquito de mano, el que generalmente usamos para una fiesta. En Argentina, le decimos “sobre”, y puede tener o no cadena para colgarlo del hombro. Se le dice “clutch” porque el verbo “to clutch” en inglés significa “agarrar”. Hay “clutchs” a los que sólo podemos sostenerlos con la mano o colgarlos de nuestra muñeca mediante una pequeña correa. Hay otros “clutchs” más grandes, con un formato más alargado, que podemos sostener debajo del brazo, al mejor estilo “Sex & the City”.

Aquí tienen una selección de “clutchs” bien clásicos, cuyos formatos reconocerán rápidamente:

Foto: www.style.com

 20091002

La diferencia con una bandolera es que esta tiene una cadena o correa bien larga que nos permite usarla cruzada sobre nuestro torso. Los “clutchs” no se cruzan, y eso es lo que los hace más elegantes y sofisticados. Además, hay “clutchs” que son auténticas joyas, con incrustaciones de piedras preciosas, cristales y demás hermosuras. Observen cualquier alfombra roja y encontrarán varios ejemplos.

Los “clutchs” se usan para cóctel y para la noche. Sinceramente, a veces son tan chiquitos que con suerte sólo puede caber el celular. Según mi entender, cuando son tan pequeñitos su función es más bien estética: pasan a ser una joya más dentro del outfit.

Para la realidad de las que estamos todo el día fuera de casa trabajando, el “clutch” no es más que una hermosa pieza para admirar, ya que nos sería imposible salir a la calle con una carterita tan liliputiense. Sólo la billetera, las llaves y los anteojos de sol necesitan el espacio de una cartera mediana. Ni hablar si agregamos un paraguas, maquillajes, pañuelos, una linterna por si se corta la luz, etc. Las carteras que yo uso para venir a la oficina son prácticamente más grandes que yo!!! Ahí va una cartera caminando con una chica colgada!!!

Ahora que volví a las pistas de baile, pensé que con un “clutch” iba a estar muy cómoda, pero la experiencia me indicó que con una bandolera se está mejor. Una se la cruza y se olvida de que está cargando algo, y quedan las manos libres para… Tomarse un buen trago!!!!

Pero no siempre el glamour es sinónimo de comodidad, y si de glamour se trata, un auténtico “clutch” está a la orden del día. Así que si asisten a una fiesta acompañadas de un señor con bolsillos generosos (me refiero al tamaño del bolsillo, no al dinero que podría haber dentro!!!), podrán pedirle amablemente que se encargue de guardarles sus cositas, mientras ustedes, divinas como siempre, sólo se quedan con el sutil y relajado peso de un pequeño “clutch”.

Aquí una selección de originalísimos “clutchs”, o pequeñas carteritas:

Chanel (adoré a la japonesita!!!!! Gracias Nati por enviarme la foto)

chan

chanel-russian

 

Patricia Field (recuerden que es la vestuarista de Sex & the City. Tiene una tienda online con productos muy ochentosos y divertidos, www.patriciafield.com)

banjee_furry_clutch

coke_purse

deco_blvd_clutch_detail

 

Me parece una preciosura esta carterita de la Torre Eiffel en vinílico. Medio incómoda, pero original. Sarah Jessica Parker usó una parecida en “Sex & the City: the movie”, en la escena en la que se encuentra con Mr. Big para ir a conocer el pent-house.

eiffel_tower_vinyl

Este “clutch” se llama “Adán y Eva”.

EBONY

Atención: este sobre, que fue muy típico en los años ‘80 (con prints de hojas de revistas), se lo veremos a Kim Cattrall (Samantha Jones) en la segunda película de Sex & the City.

stc2

 

Alexander Wang

Alexander-Wang-Brady-Football-Clutch

Ports 1961

Ports 1961

Alexander McQueen

Fíjense que el asa está compuesta por anillos.

mcqueen_knuckle_duster

Estos dos “clutchs” son de la última colección que Alexander presentó en vida, la de Primavera 2010.

Fotos: www.style.com

00320m

00750m

Obsesión felina

tigre_siberiano-1024x768

Con Natalia, una de las lectoras de este blog, compartimos la pasión por la bijouterie con formas de animales, así que estamos atentas a encontrar piezas que estén a nuestro alcance y que alimenten nuestra debilidad. A mí también me encantan los prints y pieles sintéticas que imitan el pelaje animal, sobre todo el de los felinos.

Los felinos son mis animales favoritos. Muero de pasión por sus ojos, su inteligencia, su misterio, su musculatura, su andar cuidadoso y en silencio y por sus supuestos poderes. Por ejemplo, dicen que los gatos absorben la energía negativa del hogar. Y el que no haya tenido un gato quizás no sepa lo increíblemente fieles que son a su “dueño”. También son grandes compañeros, por algo será que casi todos los escritores tienen gatos… Por supuesto que habrá gatos más melancólicos y ermitaños, pero en general son mucho más simpáticos que lo que la gente piensa y, como son tan inteligentes, uno se siente un ganador cuando logra llevarse bien con uno.

Felinos que brillan en la oscuridad

Si trasladamos nuestra obsesión felina a la joyería, podemos encontrar las hermosas piezas de la casa francesa Cartier con forma de pantera. Un clásico total.

Panthere_deCartier2

 

 

panthere-ring-de-56443130

Kristen Stewart y Robert Pattinson en una producción para Vanity Fair. Kristen luce el anillo pantera de Cartier. Qué le envidiamos más: el hermoso hombre vampirezco que tiene al lado o el anillo de oro?

Vanity Fair 1

 

Observen qué belleza este cinturón con una pantera dorada… Encontré la foto en el blog de Jane Aldridge, seaofshoes.typepad.com. Por lo general este tipo de piezas son vintage, creo que ya no se hacen cosas así hoy día. Quizás sí en la alta joyería, pero no a nivel de bijouterie.

Foto: seaofshoes.typepad.com

DSC_0863-2

 

Print estrella: el leopardo

Quizás algunos recuerden que hace unos 20 años el animal print de leopardo era considerado de mal gusto. Bueno, desde hace varias temporadas este tipo de animal print, y por supuesto también otros, es elegido una y otra vez por los diseñadores, y parece que la tendencia no tiene fin. Miren un poco las vidrieras y estarán de acuerdo conmigo: leopardo en zapatos, carteras, cinturones, tapados, vestidos, calzas, etc. Convengamos que muchas piezas de animal print juntas pueden resultar chocantes, pero un touch de animal print en nuestro outfit resulta muy glamoroso.

Fotos: www.style.com

20091216_DolceandGabanna

Este sobre de Lanvin me dejó sin aliento… Lo mismo que el precio!!!!

stl_blog_12-17-09cartierlanvinclutch

En su libro “Style A to Zoe”, la estilista Rachel Zoe no tiene dudas con respecto al animal print de leopardo: según Rachel, el “leopard” agrega misterio y sex-appeal y, lo más interesante, declara autoconfianza. También recomienda empezar a usarlo de a poco, una pieza por vez. Las musas que inspiraron en Rachel Zoe el amor por el “leopard” fueron la diseñadora Diane von Furstenberg y la modelo Iman.

 No podría estar más de acuerdo con Rachel: un toque de “leopard” y no pasaremos inadvertidas. Hace 10 años lo hubiera odiado, pero hoy este tipo de animal print es uno de mis favoritos.

Fotos: www.style.com

Rachel Zoe muere por el “leopard”

00180mGreg Kessler

11m

00050m

 

Como coda, aquí van unos prints con gatitos de la exitosa colección de Miu Miu Primavera 2010.

Fotos: www.style.com

00160m

 

00220m

 

Espero que se animen a llevar la pasión felina a su ropa y accesorios. Hasta la próxima… Miauuuuuu!!!!!